La máquina de hacer pájaros.

Las campañas electorales apenas empiezan y ya se acumularon un montón de anécdotas de risa, pena ajena y hasta llanto. Desde la invitación de Cuauhtémoc Blanco para que lo acompañáramos a su registro como candidato a presidente municipal de Cuernavaca, en el que ya planteaba su primera propuesta: “come frutas y verduras”.

Hasta los candidatos que bailan, así:

Cada día aparecen nuevos talentos. En el desfile ha habido de todo parece concurso de cantantes y bailarines en vez de una contienda para elegir servidores públicos.

Además, las multas a todos los partidos políticos por anticipar actos de campaña, difundir propaganda denigrante y contratar espacios en radio y televisión, suman millones de pesos que los partidos pagan con dinero de nuestros impuestos. El que rompe el molde del cinismo es el Partido Verde, que acumula ya 90 millones de pesos en multas por violar la ley y se dan el lujo de publicitarse así:

pvem-418x346

En cuanto a la equidad y participación de las mujeres, lo que ha ocurrido en varios Estados del país va más allá de la anécdota. Querétaro y Baja California son los estados con menos mujeres en cargos políticos y para continuar con su costumbre el PRI y el PAN no cumplieron con lo que marca la ley sobre registrar a mujeres en el 50% de sus candidaturas. El Tribunal Electoral les ordenó cumplir con lo que dice la ley y tuvieron que bajar a muchos de sus candidatos para postular candidatas. Las mujeres representan más de la mitad de la población y de entre todas ellas, se les ocurrió registrar ¡a las esposas y hermanas de sus ahora excandidatos! Así, como sí las carreras políticas se transfirieran por besos y abrazos.

Lo que hicieron estos partidos es nepotismo y desprecio a las mujeres que militan en sus partidos que no tuvieron oportunidad de competir por esas candidaturas. Los hombres de estos partidos no quieren soltar el poder y utilizan a sus esposas y hermanas que aceptan ser –para vergüenza del género– sus cómplices para hacer fraude a la ley y permitir que la ropa sucia se lave en casa.

Querétaro y Baja California no son los únicos, en otros estados ha sucedido lo mismo. Las campañas han servido para exhibir el machismo, cinismo, nepotismo y desprecio por la ley de quienes aspiran a gobernarnos. No tenemos el gobierno que merecemos porque no tenemos a los partidos políticos y candidat@s que merecemos.

@PAOLASAEB
Fuente: Animal Político

 

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments