El aspirante a la alcaldía de Tepeapulco por el Verde Ecologista, Marco Polo Lezama Estrada, goleó la semana anterior a un ciudadano que lo increpó durante un mitin llevado a cabo en ciudad Sahagún.

Luego del acontecimiento se dio a conocer que Lezama Estrada tiene en su historial otros expedientes por violencia intrafamiliar y por incumplir sus obligaciones de asistencia familiar.

Según lo publicado en el portal digital del Poder Judicial Virtual, el 4 de noviembre de 2009 la señora Adelina Navarrete Rubio inició un proceso en contra del candidato por alimentos en contra de su marido Marco Polo Lezama. Lo anterior en el juzgado 24 de lo familiar en el entonces Distrito Federal. El expediente es 1770/2009.

Posteriormente, el 1 de diciembre de ese mismo año su hijo Marco Polo Lezama Navarrete también inició un proceso en contra de su padre por alimentación, quedando asentado con el expediente 1964/2009.

A decir de su entonces esposa, el hecho de que Marco Polo Lezama sea un general en el Ejército Mexicano, le ayudó a evadir la acción de la justicia y así incumplir con sus las demandas.

Por lo anterior Adelina Navarrete inició otros tres procesos en contra del abanderado del Verde Ecologista a la Presidencia de Tepeapulco. En esa ocasión fue en el juzgado Civil y Familiar de Apan, Hidalgo, en el año 2014. El abogado de Navarrete Rubio inició dicho proceso con el expediente 366/2014. En el 2018 se abrió otro proceso que quedó registrado con el expediente número 170/2018. Finalmente en el 2019 se llevó a cabo otro juicio en contra de Lezama Estrada con el número de expediente 332/2019.

Todos los procesos se encuentran abiertos, por lo que el aspirante aún no ha respondido ante la justicia por sus repetidas faltas. Cabe señalar que el candidato podría ser llamado a cuentas para responder por hechos probablemente constitutivos de un delito, aunado al hecho de la semana pasada en que se confrontó con un ciudadano en la colonia Mineros de la ciudad Sahagún.

De estos últimos hechos, se detalló en su momento que durante el mitin Lezama abrió el micrófono para quien tuviera comentarios. En ese momento el C. Edmundo Hernández tomó la palabra y cuestionó la incorporación de priístas de dudosa reputación a su equipo de trabajo como la exdelegada estatal del PRI Alma Delia Huijón, el exlíder tianguista de la CNOP Víctor Ayala, teniendo tantos ciudadanos limpios y honorables.

La reacción del militar no se hizo esperar, pues encargó al ciudadano calificándolo en dos ocasiones de “estúpido”, para luego tirarle un golpe en la cara y derribarlo. A la rebatinga se sumaron cinco personas más del equipo del candidato, quienes le ocasionaron varias lesiones más. Edmundo Hernández terminó con la boca ensangrentada por los diversos puñetazos recibidos.

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments