Desde Palacio Nacional, se acusó que el conflicto tiene tintes políticos, mientras que el gobierno local anunció una investigación a la Guardia Nacional

El conflicto por el agua de las presas federales ubicadas en Chihuahua y que ha escalado en las últimas horas con un saldo, hasta el momento, de al menos dos muertos, se está tornando en un problema que puede empeorar.

El presidente Andrés Manuel López Obrador acusó este miércoles 9 de septiembre en su conferencia mañanera, que grupos panistas están detrás de la toma de la presa “La Boquilla” (ocurrida el martes 8 de septiembre) por parte de cientos de campesinos y la expulsión de miembros de la Guardia Nacional que la custodiaban desde hace varias semanas.

López Obrador negó que su gobierno esté quitándoles el agua y señaló que hay corrupción en el manejo del agua en el Distrito de Riego 05, donde habló de un “huachicoleo del agua” que se está investigando.

Diversos medios de comunicación reportaron que hubo enfrentamientos y lo ocurrido obligó el retiro de elementos de la Guardia Nacional, quienes usaron gases lacrimógenos para disipar a los civiles. Las confrontaciones, se supo más tarde, dejaron dos víctimas mortales a causa de disparos.

Desde hace meses, campesinos de Chihuahua acusan al gobierno federal y a la Conagua de quitarles el agua de las presas “El Granero” y “Las Vírgenes” y de querer vaciar el agua de “La Boquilla” para cumplir con un pago de un adeudo del Tratado de Aguas entre México y Estados Unidos que data de 1944, en el que ambas naciones acordaron el aprovechamiento y uso de los ríos Colorado y Bravo.

En el tratado se indica que México tiene que asignar 431.7 hectómetros cúbicos de agua o 432,000 millones de litros del Río Bravo.

Pero desde Palacio Nacional, el presidente señaló a integrantes de Acción Nacional (PAN), partido político al que pertenece el gobernador de Chihuahua Javier Corral, y con quien López Obrador mantiene una animadversión desde hace varios años.

De acuerdo con el periodista Salvador García Soto, en su columna de El Universal, el presidente acusa que Corral coqueteaba con la izquierda pero siempre terminó traicionándola por sus filias panistas.

El periodista relató que, hace unos días, López Obrador se refirió a Corral como “un vulgar traidor y mentiroso”, luego de que alguien mencionó el nombre del gobernador en una reunión que sostenía el mandatario con algunos de sus colaboradores.

Salvador García Soto recordó que en la campaña del 2018 se enfrentaron en varias ocasiones y ya como presidente, aunque han mantenido una relación cortés, en el gobierno federal se quejan de que el mandatario chihuahuense no ha correspondido al apoyo que se le ha dado en temas como la captura y solicitud de extradición del ex gobernador César Duarte, su antecesor acusado de corrupción.

Luego de que los campesinos se apoderaron de los cuartos de control de la Presa para cerrar las compuertas y evitar el trasvase de agua, expulsaron y humillaron a los elementos de la Guardia Nacional que abandonaron el lugar en medio de gritos, burlas y acusaciones de los agricultores.

Pero en su retirada, según la versión de testigos y que ayer denunció en un video el gobernador Javier Corral, varios integrantes de la Guardia Nacional abrieron fuego contra un matrimonio de productores que también se retiraba de “La Boquilla”, causando en el acto, la muerte a balazos de una mujer y dejando gravemente herido al hombre. Según Corral, la pareja fue atacada por la espalda, mientras que el reporte oficial de la Guardia habló de “un enfrentamiento a balazos” con presuntos atacantes.

Javier Corral anunció que habrá una investigación a la Guardia Nacional desde la Fiscalía de Justicia de Chihuahua. El gobernador solicitó a la Fiscalía General de la República (FGR) que colabore y atraiga la investigación de lo sucedido en la agresión a balazos que dejó dos personas muertas.

“Vamos a poner todo el empeño de las instituciones para que se haga justicia”, dijo el mandatario estatal, mientras el fiscal General de Chihuahua, César Peniche, mandaba oficios para pedir al gobierno federal que le permita el acceso y el aseguramiento de las armas con la que los guardias nacionales dispararon contra la pareja de productores chihuahuenses.

El periodista resaltó el hecho de que, en medio de este conflicto, se hace presente la antipatía entre López Obrador y Javier Corral, quien tiene aspiraciones presidenciales para el 2024, algo que en Palacio Nacional, califican como “sueños guajiros”.

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments