La estrategia del gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) para enfrentar la pandemia de coronavirus ha sido criticada nacional e internacionalmente. Sin embargo, a más de 100 días de haberse el plan de reactivación, seis ex secretarios de Salud mexicanos estarían gestando una modus operandi distinto para responder al COVID-19.

Quienes fueran titulares de la Secretaría de Salud en sexenios anteriores habrían llegado a la conclusión de que “la epídemia de COVID-19 está fuera de control” y crearon su propia propuesta, de acuerdo con información revelada por el periódico Reforma.

Esta consistiría en un Plan Nacional de ocho semanas que contemple la aplicación de pruebas de forma extensa en el territorio nacional para poder conocer el movimiento del virus y contenerlo donde sea necesario.

La propuesta de atención sanitaria implicaría “un nuevo periodo extraordinario de seis a ocho semanas para el genuino control de la epidemia (el tiempo promedio que han necesitado otros países en ese objetivo)”, destaca el proyecto.

El grupo de eX- secretarios explicaron que la poca aplicación de pruebas y la negativa constante de realizarlas, así como otros factores han hecho que el país esté pagando por una estrategia que subestimó el impacto del coronavirus. Además, destacaron que el 79% de los fallecidos no habrían recibido cuidados intensivos.

Calificaron el modelo del Consejo de Salubridad General como “errático e insuficiente” en la identificación de casos positivos, así como una resistencia al uso de cubrebocas y otros errores de la actual administración sobre el tema.

A finales del mes de agosto el director del Programa de Emergencias Sanitarias, Mike Ryan, aseguró que en México había una subpresentación grave de la crisis sanitaria por COVID-19.

De acuerdo con el testimonio del oficial de la OMS, el hecho de que el porcentaje de positividad en las pruebas realizadas sea tan alto como lo es en el país significa que la estrategia de control de la pandemia no está realizando suficientes pruebas de detección de la enfermedad. En México, prácticamente el 50 por ciento de las pruebas realizadas son positivas.

Otra de las recientes advertencias que le hicieron a México vino desde la Universidad de Washington, cuyo Instituto de la Evaluación de la Salud aseguró que si el país baja la guardia con la pandemia podría haber 16,000 muertes innecesarias en diciembre de este año.

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments