Delgado acusó a su rival de intentar un “golpe de Estado” en Morena, mientras que Muñoz Ledo insistió en que él ya ganó la dirigencia y afirmó que el dinero “pretende apoderarse” del partido.

Mario Delgado y Porfirio Muñoz Ledo subieron de tono su confrontación por la dirigencia de Morena, al intercambiar acusaciones este domingo e insistir en la defensa de sus aspiraciones por encabezar el partido fundado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Cerca del mediodía del día de ayer, Delgado acusó a Muñoz Ledo de intentar un “golpe de Estado” en Morena, al no aceptar que haya una nueva encuesta para definir al próximo dirigente. Poco después, Muñoz Ledo aseguró que él ya ganó y que asumirá el cargo este mismo lunes, al tiempo de que señaló que Delgado representa al dinero que “pretende apoderarse” de las riendas del partido.

Antes de que Muñoz Ledo publicara sus mensajes en Twitter, Delgado, líder de los diputados federales de Morena, se lanzó contra su rival y también legislador, a quien reclamó por no aceptar que tenga que realizarse una nueva encuesta para definir al próximo dirigente partidista.

Delgado hizo estas declaraciones en Coahuila, donde realiza una gira para apoyar a candidatos de Morena que competirán en las elecciones locales del próximo domingo 18 de octubre, y dos días después de que Muñoz Ledo rechazara los resultados que dio a conocer el Instituto Nacional Electoral (INE) en torno al relevo en las riendas de la fuerza política fundada por Andrés Manuel López Obrador.

El INE informó el viernes que, en la encuesta levantada para definir al nuevo dirigente partidista, la diferencia entre Muñoz Ledo y Delgado es tan estrecha que el resultado debe ser considerado empate técnico, lo que obliga a que se realice una nueva medición solo entre ellos como candidatos punteros.

“Con el anuncio de su autoproclamación (como ganador), Porfirio busca hacer una suerte de golpe de Estado al partido, está atentando contra la ley y contra la democracia. Eso no es una buena señal ni para Morena ni para el país. Qué contradicción para nuestra lucha democrática el tener un dirigente espurio”, dijo el morenista.

“Con este nivel de vehemencia, Porfirio puede en cualquier momento desconocer a nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador o hasta atacarlo por su convicción democrática, porque el último año ha sido un claro opositor a sus políticas”, agregó Delgado, en alusión a las críticas que Muñoz Ledo ha hecho a decisiones del gobierno federal.

Delgado se mostró confiado en que en la nueva encuesta que coordinará el INE él resultará vencedor. Los detalles del ejercicio aún no se dan a conocer.

El diputado insistió en que su compañero de partido “está poniendo en riesgo” lo conseguido por Morena, por lo que lo llamó a no fomentar tensiones en el partido.

“Nunca es tarde para madurar, Porfirio. ¿Cómo quieres ser recordado? Se puede llegar a la vejez con templanza y sabiduría, o se puede llegar, como dice Andrés Manuel López Obrador, como un ambicioso vulgar”, dijo.

En contraste, un grupo de diputados federales y locales de Morena consideró este sábado que es Delgado quien debe aceptar que Muñoz Ledo le ganó y cederle el paso a la dirigencia.

Las tensiones en el partido, que se han extendido por meses, se dan de cara a que Morena deba entrar a las contiendas federales y locales de 2021.

FUENTE: POLITICA.EXPANSION.COM.MX

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments