Mexicanos Contra la Corrupción dio a conocer el supuesto uso de empresas fantasma para promocionar a AMLO en 2018, a la par que el presidente anunció una investigación fiscal contra la organización.

Alejandro Esquer Verdugo y Jesús Ramírez Cuevas, cercanos colaboradores del presidente Andrés Manuel López Obrador, habrían usado empresas fantasma para financiar la imagen del entonces candidato presidencial de Morena, de acuerdo con Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), organización que podría encarar una investigación fiscal por supuestas aportaciones irregulares.

La información, tanto del círculo cercano del presidente como de la organización que fundó el empresario Claudio X. González Guajardo, se dio a conocer esta semana, abriendo un nuevo frente entre el actual gobierno mexicano .

 El actual secretario particular del presidente López Obrador, y uno de sus hombres de mayor confianza, contrató a empresas fantasma para la campaña electoral de 2018.

En ese entonces, Esquer Verdugo era secretario de Finanzas de Morena y pagó por mítines y espectaculares en Puebla a compañías que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) declaró este año como «simuladoras de actividades comerciales».

Las empresas que habrían sido contratadas por Alejandro Esquer:

  • Ligieri de México SA de CV, para proporcionar el servicio de logística en 15 eventos políticos que encabezó López Obrador en Puebla, que según Morena tuvieron un costo total de 546,000 pesos.
  • ENEC Estrategia de Negocios y Comercio SA de CV, para la colocación de propaganda de campaña en 10 espectaculares en la misma entidad, con un costo total de 348,000, según las facturas de Morena.

MCCI recordó que el PAN denunció en ese entonces que los costos declarados por Morena por los eventos proselitistas eran menores a los del mercado, pues la suma total de los 15 mítines tuvo que haber sido cercana a los 7 millones de pesos.

No obstante, el Instituto Nacional Electoral (INE) desestimó la queja y validó los montos de las facturas emitidas por la proveedora que, ahora se sabe, simulaba operaciones comerciales.

La organización civil publicó otra investigación en la que señala que Jesús Ramírez, actual vocero de la Presidencia, pagó a una empresa fantasma para la impresión del periódico Regeneración, el cual fundó y dirigió hasta asumir su cargo en el gobierno federal.

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments