Además de los graves problemas por la pandemia, los precios internacionales del maíz y la soya alcanzaron la semana pasada su nivel más alto de los últimos siete años, metiendo presión a los precios de la tortilla, huevo, cárnicos y aceites comestibles en México, advirtieron productores y analistas.

De diciembre pasado a la fecha, los futuros del maíz subieron 14.3%, adicional al golpe del 35% promedio que traían hasta noviembre del 2020 respecto al mismo mes del 2019, refiere Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA).

En caso de la soya, su precio aumentó 13.3% en lo que va del año, adicional al incremento del 33% a tasa anual que traía también a noviembre del 2020.

Juan Carlos Anaya, director de GCMA, detalló que la mayor demanda de granos por parte de China es la causa principal del encarecimiento que están teniendo maíz y soya.

“Los precios están repuntando fuerte y la principal razón es China… Estos niveles de precios afectan los costos de la agroindustria de tal manera que pueden provocar que tortilla, cárnicos y aceites suban. Anticipamos que en el primer semestre los precios de los granos podrían subir aún más dada toda esta coyuntura”.

Con respecto a las cifras más recientes del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) para este año, China importará 17.5 millones de toneladas de maíz contra los 7.6 millones del 2020, desbancando así a México como el mayor importador de ese grano en el mundo.

Para la soya, el USDA proyecta que China importará 100 millones de toneladas de soya en el 2021, contra los 98.5 millones del 2020.

Anaya Castellanos añadió que las expectativas de menor cosecha en Sudamérica y los menores inventarios de maíz y soya proyectados a nivel global para este año son también parte de las causas del alza en los precios de estos granos.

FUENTE: REFORMA.COM

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments