En el mes de agosto del 2020, durante una de las conferencias mañaneras, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que su Gobierno analizaba vender el excedente de gas que hay en el país y que se podría licitar con empresas para enviarlo a Asia para su comercialización.

En aquella mañanera señaló que “”Sí, se está pensando cómo resolver el problema del excedente de gas, porque compraron gas al por mayor por el negocio, no se requiere o se va a necesitar dentro de 30 años, hay días de sobra contratado y tenemos que buscar la forma de utilizarlo, porque ya son contratos que se suscribieron y tenemos que respetar esos contratos”.

El Mandatario detalló en ese entonces que las empresas podían congelar el gas que se compraba en Estados Unidos y que estaba detenido debido a la oposición de la comunidad yaqui al gasoducto Guaymas-El Oro.
Señaló que habría un diálogo con los yaquis para hacer un nuevo trazo en el gasoducto y que, aunque costará más, se resolvería el problema con un acuerdo y no con la fuerza.

“Entonces, empiezan a construir los gasoductos, se llega a un arreglo para una compra con tarifas más bajas del gas, de todas maneras nosotros tenemos que resolver qué hacer con el gas, incluso no descartamos que podamos licitar con empresas para que traten ese gas, lo congelen y lo puedan vender en Asia, porque es un gas que, aun con la tarifa alta, es el más barato del mundo. Entonces, tenemos ese gas y tenemos que buscar la forma de darle salida.

López Obrador agregó que también está el caso de la empresa Sempra, la cual está solicitando un permiso para vender gas en Japón de su planta de Ensenada y se podría llegar a un acuerdo para que ese excedente se pueda comercializar