La Cámara de Diputados aceptó la madrugada de este miércoles en lo particular y, horas antes, en lo general la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, pese a las advertencias de especialistas y los organismos internacionales sobre un aumento en las tarifas de energía eléctrica. El dictamen pasará ahora al Senado de la República para ser discutido.

Después de más de 15 horas de discusión, el dictamen fue avalado por 289 votos a favor, 152 en contra y 1 abstención, en sesión semipresencial, para modificar los artículos 3, 4, 12, 26, 35, 53, 101, 108 y 126 de dicha ley.

Los diputados aprobaron el martes por la tarde la reforma eléctrica en lo general, pero la oposición presentó 412 reservas al contenido del proyecto, antecedentes, consideraciones y a nueve artículos.

La iniciativa presentada por el presidente de MéxicoAndrés Manuel López Obrador, pretende garantizar “un sistema tarifario de precios que serán actualizados en razón de la inflación mediante la operación de centrales eléctricas reguladas por el Contrato Legado de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y el Contrato de Entrega Física de Energía y Capacidad a la Red”.

La propuesta del presidente busca dar prioridad a la energía producida por la CFE. También forzará a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) a revocar los permisos de autoabastecimiento y las empresas privadas no podrían generar la energía que consumen.

El dictamen aprobado por la Cámara de Diputados elimina la “obligatoriedad de comprar por subastas para el Suministrador de Servicios Básicos”.

Del mismo modo modifica los Certificados de Energías Limpias (CEL) que pueden obtener las compañías.

La discusión de la propuesta comenzó con una manifestación para apoyar el dictamen, realizada por los legisladores de Morena, PT y Encuentro Social, quienes se plantaron frente a la tribuna durante el mensaje del presidente de la Comisión de Energía, Manuel Rodríguez.

Al respecto, el diputado Enrique Ochoa Reza (PRI), afirmó que el posicionamiento de los morenistas estaba fuera de procedimiento.

Expertos coinciden en que reforma afectará las finanzas del país

Analistas consultados por Latinus estimaron que los consumidores finales de la CFE pagarán más por el consumo eléctrico en un plazo no mayor a cuatro años tras la aprobación de la reforma.

Para la consultora independiente, Rosanety Barrios, la Comisión gastará hasta un 20% más para producir la electricidad que llega a los hogares.

Ante esto, indicó que únicamente existen dos opciones: subir el costo de las tarifas o seguir subsidiando el consumo como actualmente ocurre. Sin embargo, comentó que continuar con la política de asistencia implicaría reorientar recursos de otros sectores a la Comisión Federal de Electricidad.

El especialista del sector energético, Ramses Pech, advirtió que el problema de incrementar los subsidios es que, en algún momento, las finanzas de la CFE no resistirán y la empresa se vería obligada a incrementar las tarifas.

“Si la CFE no tiene suficiente dinero, en cuatro años vamos a tener un problema porque el subsidio no va a ser suficiente, ligado a que cada vez hay más gente con menos poder adquisitivo”, alertó.

FUENTE: LATINUS.US

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments