El Partido Revolucionario Institucional (PRI) señaló este lunes que en caso de que la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica sea aprobada impugnará ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en acción de inconstitucionalidad.

A través de un comunicado, la dirigencia del PRI dijo que la iniciativa preferente enviada por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a la Cámara de Diputados implicaría un aumento de tarifas eléctricas.

Del mismo modo consideró que se trata de un repudio a la inversión privada y que con ella habría necesidad de otorgar mayores subsidios cuando, señaló, los recursos fiscales deben invertirse en salud ante la actual pandemia de Covid-19.

Morena pretende eliminar el despacho eficiente de las plantas de generación eléctrica, gracias al cual las energías limpias se han abierto paso al ser más baratas que las termoeléctricas convencionales de carbón, combustóleo y diésel”, acusó.

El PRI también dijo que con esta ley se violaría la Ley Federal de Competencia Económica y tratados internacionales como el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el Tratado Integral y Progresivo de Asociación Transpacífico y el Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México, ya que Morena quiere monopolizar la generación de electricidad que está liberalizada en la Constitución.

“De salirse con la suya, Morena ordenaría a la Comisión Reguladora de Energía a que niegue permisos de generación eléctrica y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a cancelar contratos con productores independientes de energía, quienes invirtieron en México y ofrecen mejores precios a CFE que los que obtiene de plantas obsoletas y contaminantes”, se indicó.

Agregó que esta iniciativa de López Obrador se suma a otras de sus medidas de repudio a la inversión como la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México y arbitrariedades contra las energías limpias.

“A México le urge atraer inversión privada para crear empleos, recaudar mayores impuestos y contribuir al crecimiento económico. Desde que inició el gobierno de Morena la economía nacional sólo se ha contraído”, apuntó.

En su exposición de motivos al enviar la iniciativa, el Ejecutivo federal indicó que la reforma energética aprobada en 2013 se tradujo en negocios lucrativos para políticos y particulares, “transitando al apoderamiento privado del mercado eléctrico”.

Ante ello, confirmó que la CFE “quedó fracturada, casi en ruinas, endeudada, obligada a otorgar toda clase de subsidios a sus supuestos competidores” y por tanto, con capacidad productiva disminuida y sometida a una regulación que privilegia a particulares.

FUENTE: LATINUS.US

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments