Las autoridades mexicanas deben garantizar justicia y reparación del daño en el caso de la salvadoreña Victoria Salazar, quien presuntamente fue asesinada el sábado pasado a manos de policías de TulumQuintana Roo, señaló este lunes Amnistía Internacional (AI), organización global que defiende los derechos humanos de los más desprotegidos desde hace más de medio siglo.

Además, México debe comprometerse la protección de las dos hijas de la centroamericana e informar a su familia sobre el paradero de su hija mayor, quien todavía no ha podido ser localizada.

En un comunicado conjunto, Amnistía Internacional, el Instituto de las Mujeres en la Migración (Imumi) y el Grupo de Monitoreo Independiente del Salvador (GMIES) coincidieron en que se deben garantizar los derechos de la familia a la verdad, la justicia, la reparación integral del daño y la repatriación digna del cuerpo de Victoria Salazar Arriaza.

“Ellos sometieron demasiado a mi hija; en pocas palabras, la torturaron. Ahí (en el video) se oye cuando grita. Yo creo que fueron los últimos gritos cuando le quebraron el cuello y le quebraron muchas costillas. Yo pienso que, como seres humanos, nadie merece esta muerte”, dijo Rosibel Emérita Arriaza, madre de Victoria, a Amnistía Internacional.

“Lo que pido es una justicia real, donde investiguen exactamente todo lo que pasó en este abuso de la autoridad que hicieron estas cuatro personas y que caiga todo el peso de la ley sobre estas personas”, comentó.

La madre también señaló que el Estado mexicano debe asumir su responsabilidad en el asesinato de su hija, porque “esto fue un caso parecido a lo que pasó en Estado Unidos con George Floyd“.

Además, dijo que ninguna autoridad mexicana se ha comunicado con ella y que sólo se enteró del asesinato de su hija por alguien que vio las noticias.

En el comunicado, Amnistía Internacional recordó que la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) confirmó públicamente que Victoria Salazar se encontraba en México en calidad de refugiada desde el 2018.

Sobre el paradero de sus dos nietas, la mujer relató que este lunes se enteró de la localización de la hija menor de Victoria, de 15 años, pero no sabe dónde está la mayor, de 16. La Comisión de Derechos Humanos de Quintana Roo informó a Amnistía Internacional que no tiene información sobre el paradero de la hija mayor y que no se encuentra en custodia del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

La organización calificó de “gravísimo” que las autoridades mexicanas no hayan informado a la familia de Victoria sobre el paradero de sus dos hijas.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, solicitó en redes sociales que se castigue a los responsables, mientras que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo sentir “vergüenza” por la forma en que se comportó la policía de Tulum y aseguró que se hará justicia.

FUENTE: LATINUS.US

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments