El sindicato petrolero sigue recibiendo recursos por concepto de la Cláusula 251 bis, mediante la que obtiene un pilón millonario creado en sexenios anteriores y que supuestamente fue eliminado en la actual Administración federal.

El mismo gremio confirmó que ya no recibe recursos por esa Cláusula, no obstante, durante la gestión de la 4T, el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) suma egresos por 109 millones de pesos en ese apartado.

De acuerdo con el gremio, en 2019 erogó 67 millones, que contrasta con los 34.5 millones de pesos gastados en 2018, el último año de la Administración de Enrique Peña Nieto.

Para 2020 reportó un gasto de 36.7 millones y en 2021 ya registra egresos por 5.4 millones de pesos.

De los 109 millones de pesos reportados durante el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, unos 83 millones de pesos han sido pagados a la empresa Estrategia Estructural S.A. de C.V. para “obras de infraestructura”, representada por Salvador Álvarez Hoth.

Esa empresa supuestamente realiza un proyecto social, deportivo y de viviendas que se edifica en Cárdenas, Tabasco, desde 2017.

En noviembre de ese año se presentó el Proyecto Centro Social y Deportivo “Carlos A. Romero Deschamps” en el salón de eventos “14 de diciembre”, en la sede de la sección 26, en el municipio tabasqueño.

El proyecto incluye albercas, gimnasios, canchas para diversos deportes y áreas de esparcimiento.

En enero de 2019, presentó también el Proyecto de Vivienda Fraccionamiento “Las Ceibas”, también en Tabasco.

No obstante, no existen informes públicos sobre la culminación de esas obras, o en su caso, los avances.

También en 2017, el STPRM arrancó el Proyecto “Las Hortalizas” en Las Choapas, Veracruz, con un costo de 4.5 millones de pesos para levantar cabañas, asaderos, gimnasios y áreas infantiles.

El proyecto también estuvo a cargo de Estrategia Estructural, sin darse conocer el estado de la obra.

“Todo esto no sería posible sin el respaldo de nuestro amigo Carlos Antonio Romero Deschamps, quien siempre tiene como meta buscar el beneficio de todas las familias petroleras del país”, dijo entonces el líder de la sección 26, Carlos Jiménez, en Las Choapas.

Para petroleros disidentes las empresas utilizadas por el sindicato son una fachada para desviar dinero del STPRM.

El sindicato además anunció en diciembre de 2016 la remodelación del Deportivo “Carlos Romero Deschamps”, en Cadereyta, Nuevo León, por parte de la empresa Desarrollo Inmobiliario Habitacional S.A. de C.V.

Aunque esa empresa no figura en los egresos de la Cláusula 251, el sindicato si echó mano de ese apartado para pagar 518 mil pesos a la empresa Addendum S.C. –que tiene sede en Tula, Hidalgo– para la supervisión de la obra.

El sindicato petrolero también reporta egresos de la desaparecida Cláusula 251 bis para pagos a las empresas Maximus Alfa y Kuadro Ark para obras de infraestructura.

FUENTE: REFORMA.COM

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments