La cancelación de la planta cervecera de Constellation Brands en Mexicali el año pasado por una consulta que avaló el Gobierno de la 4T le costaría a la empresa hasta unos 680 millones de dólares.

“Esperamos reconocer un deterioro de activos de aproximadamente entre 650 millones y 680 millones de dólares, que se incluirá (luego) dentro de nuestros resultados de operaciones consolidados”, señaló la compañía en su reporte financiero anual entregado a la Comisión de Bolsa y Valores estadounidense (SEC, por sus siglas en inglés) hecho público ayer.

“Perseguimos varias formas de recuperación de costos de capital y de otros gastos incurridos en el establecimiento de la cervecería”, aseguró.

“Sin embargo, no puede haber garantía de recuperación alguna”.

Días después de la consulta ciudadana que rechazó la cervecera, el Presidente Andrés Manuel López Obrador calificó el ejercicio y su resultado como “una lección de democracia”.

En el documento entregado a la SEC Constellation Brands afirmó que está trabajando con el Gobierno mexicano para explorar opciones para una cervecera en el sureste de México, “donde haya suficiente agua y una fuerza laboral capacitada para satisfacer nuestras necesidades a largo plazo”.

Constellation Brands estimó que durante el año pasado el mercado minorista de cervezas en Estados Unidos, que no incluye las ventas en bares y restaurantes, creció un 15 por ciento.

FUENTE: REFORMA.COM

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments