Durante el debate de cara a la elección para elegir gobernador del estado de Querétaro, la primera en lanzar un ataque directo en contra de otro contendiente fue la abanderada del Partido del Trabajo, Penélope Ramírez, quien aprovechó una de sus intervenciones para reclamar a Celia Maya, candidata de Morena, el haber engañado a la ciudadanía con el tema de su falso doctorado, al mismo tiempo que aprovechó para mostrar unas pequeñas cartulinas en las que se exhibía el perfil de Twitter de la morenista con al descripción de “Doctora en derecho”.

En su oportunidad de contrarréplica, la exmagistrada no respondió nada en este sentido.