Un juez federal del Estado de México ordenó la aprehensión de Francisco Javier García Cabeza de Vaca, por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero.

El juez de control del Centro de Justicia Penal Federal de Almoloya de Juárez mandó el mandamiento judicial, a 19 días de que la Fiscalía

General de la República la solicitara, gestionara y respondiera requerimientos para aclarar si el panista aún tenía fuero.

De acuerdo con autoridades consultadas, la FGR también pidió la captura por defraudación fiscal, no obstante, el juzgador consideró que este delito se subsumía dentro de las operaciones del supuesto lavado.

El 30 de abril, cuando la Cámara de Diputados retiró el fuero al gobernador, sólo autorizó proceder en su contra por defraudación fiscal; el mismo día, el Congreso de Tamaulipas rechazó homologar la resolución del Legislativo Federal.

La aprehensión se basa principalmente en una querella de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) que señala que el mandatario habría obtenido y dispersado en forma supuestamente ilícita 42 millones 113 mil 844 peso, mediante una triangulación de recursos públicos.

Según la FGR, la operación inicia con la adjudicación de contratos del Gobierno de Tamaulipas al constructor Baltazar Higinio Reséndiz Cantú, por 56 millones de pesos.

Enseguida, aparentemente por la compra de un rancho, Reséndez deposita 33 millones 553 mil 500 pesos a Juan Francisco Támez Arellano, accionista mayoritario y representante legal de T Seis Doce S.A. de C.V.

Finalmente, esta empresa le compra en 2019 a Cabeza de Vaca su departamento en el Club de Golf Bosques de Santa Fe, en poco más de 42 millones de pesos, dinero que transfirió tanto a una empresa de la que son accionistas sus familiares como al pago de el crédito.

El 1 de mayo pasado la Fiscalía también pidió las aprehensiones de Reséndez y Tamez, por delincuencia organizada y lavado, pero no se ha precisado si también fueron autorizadas sus capturas por el juez.

El delito de delincuencia organizada contempla la prisión preventiva oficiosa y una orden de aprehensión por este ilícito no puede ser suspendida con un amparo, lo que significa que, en caso de que el panista sea detenido y procesado, no podrá acceder a la libertad provisional.

FUENTE: REFORMA.COM

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments