A pesar de que en términos generales el nivel de paz mejoró en México, el año pasado la violencia afectó particularmente a policías, políticos y periodistas.

De acuerdo con la octava edición del informe anual del Índice de Paz México, 524 policías fueron asesinados en 2020, un aumento del 17.5 por ciento respecto a 2019.

Los asesinatos políticos del mismo modo van en aumento, con al menos 139 políticos, funcionarios gubernamentales y candidatos asesinados entre septiembre de 2020 y marzo de 2021″, destaca el documento elaborado por Instituto para la Economía y la Paz (IEP).

Sobre periodistas, se establece que al menos ocho fueron asesinados el año pasado a causa de su trabajo, una de las cifras más altas del mundo.

El informe, que será presentado hoy, reporta que después de cuatro años de deterioro, la paz en el país mejoró 3.5 por ciento en 2020, aunque algunas tasas de criminalidad siguen siendo altas.

Por ejemplo, la delincuencia organizada ha aumentado 40.5 por ciento respecto a 2015, particularmente en el narcomenudeo, que incrementó 125 por ciento en el mismo periodo.

Para Carlos Juárez, director del IEP en México, combatir la violencia podría dotar al Gobierno de recursos para enfrentar la pandemia de Covid-19 e impulsar la posterior recuperación económica.

“En 2020, el impacto económico de la violencia fue siete veces mayor que el gasto público en salud”, indicó.

“Incluso una reducción del 10 por ciento en la violencia proporcionaría recursos adicionales por 471 mil millones de pesos a la economía mexicana”.

El Índice de Paz México estima en 4.71 billones de pesos el impacto económico de la violencia en el país en 2020, más del doble de las exportaciones anuales totales de la industria automotriz.

En contraste, desde el 2015 el gasto en servicios de seguridad pública ha caído 31.4 por ciento.

“El gasto del Gobierno en seguridad interna y el sistema judicial como porcentaje del PIB es menos de la mitad del promedio latinoamericano, con sólo 0.7 por ciento”, lamenta el informe.

“Sin embargo, el gasto militar y los costos de protección privada aumentaron en comparación con 2019, destacando un creciente uso del Ejército en el combate a la delincuencia organizada”.

Juárez recalcó que para la construcción de la paz se requieren estrategias bien articuladas contra la corrupción y la impunidad.

“También es necesario el fortalecimiento instituciones, y reconstruir la confianza de la gente en sus gobiernos para fomentar la colaboración”, dijo.

FUENTE: REFORMA,COM

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments