El Gobierno de Estados Unidos destinó a México en 2019, durante el primer año de la Administración del Presidente Andrés Manuel López Obrador, 443.9 millones de dólares, de los cuales, casi la mitad fueron para asistencia militar.

De acuerdo con datos reportados por la Agencia de os Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), el monto más alto se dio dentro del Programa de Financiamiento Militar Extranjero, al que se destinaron 165 millones 344 mil 336 dólares.

“(Es) el monto de crédito otorgado a un gobierno extranjero u organización internacional en cualquier año fiscal para la adquisición de artículos de defensa, servicios de defensa y servicios de diseño y construcción”, señala el reporte.

El pasado 7 de mayo, López Obrador calificó de injerencista el financiamiento que USAID ha dado a la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) al considerar que la ONG, dedicada a la investigación periodística y el litigio estratégico, es opositora a su Gobierno.

USAID es la agencia de cooperación internacional de Estados Unidos, está presente en México desde los años setenta y a lo largo de estas décadas ha canalizado cientos de millones de dólares a iniciativas tanto gubernamentales como de la sociedad civil.

La agencia, cuyo reporte más actual data de 2019 debido al proceso de consolidación de las cifras, clasifica como asistencia militar o económica la ayuda en el exterior, en el caso de México, de los 443.9 millones de dólares canalizados ese año, 45 por ciento fue militar y 55 económica.

Dentro de la asistencia militar, del mismo modo se encuentran 17.9 millones de dólares destinados a proporcionar entrenamiento y equipo, así como a cursos en academias militares y navales de Estados Unidos.

La ayuda también contempla 100.8 millones de dólares destinados a lucha contra el tráfico internacional de drogas, los cuales son operados por el Departamento de Estado; así como 46.7 millones de dólares para dar protección y asistencia a migrantes, que fueron canalizados a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

Diversas iniciativas gubernamentales son financiadas en parte con recursos que se canalizan a través de USAID, que apoya con capacitación, asesoría y acompañamiento, en algunas ocasiones a través de terceros con los que tiene suscritos contratos.

El pasado 23 de marzo, la Secretaría de Gobernación informó que la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración firmó con USAID una carta de colaboración para fortalecer las acciones de protección, respeto y garantía de los derechos humanos.

“El acuerdo consiste en trabajar conjuntamente, a través de la actividad Promoviendo la Rendición de Cuentas por los Derechos Humanos (RED-DH), implementada por Chemonics International Inc., con las áreas de atención de la Secretaría”, señaló.

FUENTE: REFORMA.COM

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments