La familia Orihuela no deja de ser polémica, pues han pasado por múltiples situaciones que los han puesto en el ojo del huracán en su municipio y en el estado de Querétaro.

En el pasado proceso electoral, 2017-2018, tanto a Raúl Orihuela González como su hijo Christian Orihuela Gómez, les fue aplicado un procedimiento por parte del Instituto Electoral del Estado de Querétaro derivado de violaciones a la ley electoral.

En aquél entonces se le acusó al alcalde y regidor, respectivamente, de llevar a cabo la entrega de apoyos mediante el programa “Dignificación de Vivienda” con el cual estuvieron realizando promoción, por lo que la autoridad electoral determinó una sanción de 362,700 pesos a Raúl Orihuela y 63,190 a su hijo, Christian Orihuela, para dar un total de 425,890 pesos.

El hecho sentó precedentes en materia de récord por sanciones económicas, pues al menos ese proceso electoral ningún actor político recibió un castigo de esa magnitud. Aunque con posteridad, Christian Orihuela impugnaría la determinación de la autoridad y su padre, Raúl, demandaría disculpas públicas para su hijo.

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments