Con al menos 108 actos de ataque en los que se perpetraron alrededor de 238 agresiones (un solo ataque puede registrar varias), además de 25 asesinatos, el 2021 se convirtió en el año más violento para las y los defensores ambientales.

De acuerdo con el Informe sobre la situación de las personas y comunidades defensoras de los derechos humanos ambientales 2021, que dio a conocer este martes el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), se registraron a lo largo del año 22 homicidios y tres casos de probable ejecución extrajudicial.

Estas cifras se traducen en un incremento en el número de eventos de agresión en un 66.15% mientras que las agresiones aumentaron 164.44% respecto a 2020.

El infome de Cemda detalla que hubo 24 agresiones físicas; ocho desapariciones; siete eventos de estigmatización; seis casos de detención arbitraria; seis de uso indebido de la fuerza y tres de privación ilegal de la libertad.

Además de 65 registros por intimidación, 36 por hostigamiento y 31 por amenazas.

“Se identificaron, al menos, 108 eventos de agresión en los cuales se perpetraron alrededor de 238 agresiones contra personas defensoras ambientales, de la tierra y el territorio en México. Lo que representa un aumento del 66.15% en el número de eventos de agresión y un incremento del 164.44% en el número de agresiones respecto al año 2020”, consigna el informe.

Oaxaca ocupa el primer lugar
“El año 2021 se convierte en el año más violento para la defensa del patrimonio natural en México atendiendo al total de las agresiones perpetradas contra las personas defensoras ambientales desde que el CEMDA elabora este informe (desde 2014)”, añade.

El año con más asesinatos de defensores ambientales fue 2017, con 29 registros. Hoy se da cuenta que 2021 es el segundo año con más asesinatos desde 2014, de acuerdo con el histórico del Centro Mexicano de Derecho Ambiental, presidido por Gustavo Alanís Ortega.

Oaxaca, Guerrero, Sonora y Morelos son las entidades con mayor número de agresiones letales, destaca el organismo no gubernamental.

El primer lugar lo ocupa Oaxaca, donde se contabilizó un total de ocho personas defensoras asesinadas durante el 2021, de las cuales dos se tratan de probables ejecuciones extrajudiciales. Se observa un incremento considerable de las agresiones en dicha entidad, pues en 2020 se registraron dos víctimas de homicidio en este estado”, precisa el informe.

“El caso que destaca por la violencia que lo rodea es el de Paso de la Reina, comunidad de personas chatinas, mixtecas y afromexicanas que, desde hace décadas resiste ante la construcción de una hidroeléctrica en la cuenca del Río Verde“.

Durante 2021 en dicha comunidad fueron asesinados en el marco de dicho conflicto Fidel Heras Cruz, Raymundo Robles Riaño, Noé Robles Cruz, Gerardo Mendoza Reyes, Jaime Jimenez Ruiz, Manuel Cartas Pérez, Jacinto Hernández Quiroz e Isidoro Hernández.

En 16 de los 108 eventos de agresión se identificó como perpetrador al gobierno federalen 11 a gobierno y empresas, en 10 a gobiernos estatalesen nueve a la delincuencia organizada, en seis a empresas privadas y en cinco a gobiernos municipales, en el resto de eventos no fue posible identificar al agente perpetrador.

El Cemda califica como “alarmante” la situación por la que se ejerce la defensa del medioambiente.

Entre los factores que explican la violencia están los procesos en materia ambiental que se realizan de manera ilegal, además de “la lentitud y omisión del poder judicial para resolver los conflictos socioambientales que han sido llevados ante tribunales”.

 

Fuente: Latinus

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments