El presidente Andrés Manuel López Obrador descartó la participación de algún militar en los procesos electorales, pues –dijo– el Ejército mexicano no tiene aspiraciones de poder y hoy es una institución dedicada a las tareas que se le han asignado.

“Nuestro Ejército no tiene esas aspiraciones de poder. Nuestro Ejército no pertenece a la oligarquía, no se deja dominar por los grupos de poder económico o de poder político, no es como otros Ejércitos, con todo respeto, este es un Ejército surgido del pueblo, por eso hablo de que es pueblo uniformado”, afirmó este martes.

Hace unos días, el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, afirmó que un militar sí puede ser presidente, pero debe someterse a las urnas.

“Desde luego que un militar puede participar en tareas políticas y puede tener aspiraciones políticas y puede incluso ser presidente de la República, pero para ello pues deberá participar en procesos electorales, deberá ir a someterse a las urnas”, dijo el viernes pasado durante su visita al Congreso de Hidalgo para explicar el propósito de la ampliación del tiempo para el uso de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad.

“Los militares están dedicados a sus tareas, a sus misiones. Nosotros tenemos un Ejército muy leal a las instituciones y un Ejército obediente a los gobiernos legal y legítimamente constituidos, no tenemos nosotros un Ejército golpista”, señaló este martes el presidente sobre las declaraciones del secretario de Gobernación.

El mandatario recordó que el Ejército surgió para oponerse a un golpe de Estado que llevó a cabo Victoriano Huerta con un grupo de “insensatos, pandilleros” en el que –sostuvo– había “oligarcas, fifís” y embajadores.

López Obrador consideró que sus adversarios “alucinan” con el papel y confianza que su gobierno le ha dado al Ejército.

“En esta etapa el Ejército y las Fuerzas Armadas se están consolidando, pero no por el autoritarismo, se están consolidando por su mayor vinculación al pueblo, a su origen, porque el Ejército mexicano es parte del México profundo y ¿por qué se están vinculando más? Porque de las cinco misiones del Ejército hay una que prácticamente no se realizaba, que era la de contribuir al desarrollo del país y esa es la misión que como nunca se está llevando a la práctica”, afirmó.

En la actual administración, las Fuerzas Armadas tienen asignadas más de 200 tareas que corresponden a civiles:

  • Edificación de 2,700 sucursales del Banco del Bienestar.
  • Tramo 1, 6 y 7 del Tren Maya.
  • Construcción del Aeropuerto de Tulum.
  • Administración de los aeropuertos de Chetumal y Palenque, Chiapas.
  • Remodelación de 32 hospitales que fueron abandonados en sexenios anteriores.
  • Apoyo en la atención a la emergencia de covid-19.
  • Traslado de vacunas covid-19.
  • Combate al robo de hidrocarburos (huachicol).
  • Vigilancia de la frontera norte y sur para el control migratorio.
  • Construcción de cuarteles para la Guardia Nacional.
  • Apoyo al programa Sembrando Vida.
  • Vigilancia a la entrega de recursos de programas sociales.
  • Entrega de libros de texto gratuito.
  • Traslado de mercancía decomisada a comunidades pobres a través del «Tianguis del Bienestar».
  • Administración y control de aduanas marítimas y terrestres.
  • Administración del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.
  • Limpieza del sargazo en Quintana Roo.
  • Custodia de pipas de Pemex.
  • Entrega de medicamentos.

Respecto a si un militar puede ser o no presidente, el artículo 82 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos señala que sí, pero para participar en las elecciones debe no estar activo al menos seis meses antes de la jornada electoral.

Información de: https://politica.expansion.mx/presidencia/2022/10/25/amlo-militares-no-participaran-en-elecciones-no-tienen-aspiraciones-de-poder

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments