Pese a varios ajustes en el gasto público bajo el argumento de ‘austeridad’ de AMLO, la Sedena incrementa el presupuesto del Aeropuerto.

En plena pandemia por Covid-19 y con el lema de austeridad, el gobierno federal gastó 128% más de lo que se tenía presupuesto para el Aeropuerto de Santa Lucía en 2020, una de las tres principales obras del presidente Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo a un reporte del Centro de Estudios (CEFP) de la Cámara de Diputados, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) erogó el año pasado 12,257 millones 200,000 pesos, cuando el palacio legislativo de San Lázaro le etiquetó 5,372 millones 200,000 pesos; es decir, incrementó 128% el gasto contemplado para la obra.

Tan solo en el primer trimestre de 2020, la Sedena ya había consumido 97% del presupuesto que le habían asignado para el aeropuerto. Hasta marzo, llevaban gastado 5,205 millones 200,000 pesos.

Este miércoles, López Obrador inauguró la base aérea de Santa Lucía, ubicado en el municipio de Zumpango, en el Estado de México. Se espera que la construcción del aeropuerto esté lista para el 21 de marzo de 2022.

El complejo tendrá tres pistas, dos de ellas civiles y una militar. El costo total de la obra, incluyendo la conexión terrestre del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y diversas instalaciones militares, es de 82,136 millones 100,000 pesos. Se tiene previsto que el primer año atienda a 19 millones de pasajeros.

Para este 2021, los diputados que en su mayoría son de Morena, partido de López Obrador, etiquetaron 21,315 millones de pesos para el aeropuerto, lo que significa un aumento de 9,057, millones 800,000 pesos con respecto a lo gastado en 2020.

Esto se da cuando el gobierno federal ha realizado varios ajustes en el gasto público bajo el argumento de “austeridad”. Por ejemplo, la desaparición de 109 fideicomisos relacionados con la ciencia, el deporte y la atención de emergencias.

López Obrador aseguró que continuará los recortes al gasto oficial: “Yo soy partidario de que se reduzca el gasto del Gobierno, porque aún con la austeridad republicana todavía hay mucho gasto superfluo en el Gobierno. Hace falta reducir más el gasto del Gobierno”.

Las otras dos obras principales de López Obrador son el Tren Maya, para el cual se gasto 7,471 millones 200,000 pesos en 2020, y la refinería Dos Bocas, en Tabasco, en la que se erogó 43 millones de pesos. A ambas obras le han incrementado su presupuesto año con año.

FUENTE: FORBES.COM

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments