La Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) otorgó el título de asignación del Tren Interurbano México-Toluca al Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin) para su operación y explotación hasta 2058.

Luego que el Fonadin aportó una inversión de 5 mil 500 millones de pesos, la SICT cedió a favor del fideicomiso los derechos y obligaciones para la prestación del Servicio Público de Transporte Ferroviario de Pasajeros en la modalidad de regular interurbano en la ruta México-Toluca.

La obra, que comenzó en el sexenio de Enrique Peña Nieto, será operada por el fideicomiso público denominado Fondo Nacional de Infraestructura hasta el 8 de febrero de 2058, de acuerdo con el título de asignación publicado este martes en el Diario Oficial de la Federación.

El secretario de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes, Jorge Arganis Díaz-Leal, dijo que la dependencia está obligada a continuar con la construcción de la infraestructura y el equipamiento del tren hasta su terminación.

El 15 de junio pasado, el costo del Tren Interurbano superó los 90 mil millones de pesos, luego de una reasignación de 350 millones de pesos más para su construcción.

A finales de mayo, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que el proyecto le ha sacado más canas, pues no concluye pese a que se comenzó a construir en el sexenio anterior, porque “no han quedado bien las empresas”.

El megaproyecto ferroviario que esta administración heredó de Peña Nieto, comenzó a construirse en 2014 con un costo estimado en 38 mil millones de pesos.

En ese entonces, fue programado para ser finalizado en 2017. Sin embargo, López Obrador dijo que estará listo hasta 2023.

Información de PROCESO 

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments