Deshidratados, malcomidos y con manchas en la piel, son solo algunas de las consecuencias que les ha dejado asistir a Plaza de Armas como parte de un plantón de Antorcha Campesina, según lo narrado por Miguel Ángel “V” para esta casa editorial.

Perteneciente al municipio de Peñamiller, Miguel Ángel indicó que el líder de esta organización, Jerónimo Gurrola Grave, ha prometido apoyos como despensas y gestiones para la obtención de un patrimonio habitacional, a fin de motivar la asistencia a este tipo de protestas públicas, además de 20 pesos como un breve incentivo económico.

«Cristina (Rosas) es la encargada de plaza de armas. A veces es muy grosera cuando nos cansamos, pero a veces también busca y nos lleva tortas o pollos rostizados pero hasta la hora de la comida. Mientras estamos ahí solo nos dan agua».

Miguel Ángel detalló que en ocasiones Gurrola Grave les da alojamiento en su domicilio, ubicado a dos cuadras de plaza de armas. Sin embargo cuando no hay espacio, ellos mismos tienen que buscar el modo de regresar a sus casas y regresar al otro día para estar en el plantón, de lo contrario no les pagan.

«Los compañeros ya están cansados. En su mayoría son de Corregidora, Querétaro y algunos de Cadereyta, Peña y San Joaquín. Yo la verdad sigo viniendo por lo de la casa y los apoyos. Tengo que hacer mi lucha para venir, aunque solo sean 20 pesos», destaca Miguel Ángel mientras enciende un cigarrillo.

El ‘profe’, como él lo llama’, les ha indicado que si gana la lucha del agua para Cadereyta les tocará dinero y terrenos o casas ya construidas. «Por eso ayudamos. Sí viene gente de Cade, pero son 3 ó 4 a lo mucho. Se les hace difícil venir por lo del pasaje y luego hasta sin comer. Ya llevamos 90 días pero se me hace que vamos a estar más. No vemos pa’ cuando», finalizó Miguel Ángel.

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments