El instituto y el partido del presidente han tenido diferendos por temas como las mañaneras, los sueldos de los consejeros y, recientemente, las reglas para el reparto de diputados plurinominales.

Un nuevo capítulo de diferendos entre el INE y Morena se abrió la semana pasada, luego de que el árbitro electoral aprobó ‘candados’ para evitar mayorías artificiales en la Cámara de Diputados y con ello molestó al partido, que este mismo lunes impugnó dichas reglas ante el Tribunal Electoral federal.

Los encontronazos entre ambas partes no son nuevos. Se dieron incluso desde antes de que iniciara la administración de Andrés Manuel López Obrador en diciembre de 2018, por asuntos que van desde la creación de fideicomisos para recabar apoyos para los afectados por los sismos del 19 de septiembre de 2017 hasta las conferencias mañaneras.

A dichos puntos de conflicto se han sumado los sueldos que perciben los consejeros —superiores a los del presidente—, las constantes críticas del gobierno y de Morena a los órganos autónomos —como el INE— y la también frecuente exigencia de líderes morenistas para que los integrantes del instituto renuncien a sus cargos.

Tan solo este lunes pasado, la Comisión de Quejas y Denuncias del INE ordenó al partido que encabeza Mario Delgado que se abstenga de “apropiarse” de programas sociales y de presentarlos como acciones suyas, en especial, del programa de vacunación contra COVID-19.

Morena exige renuncias

 

Después de la aprobación de ‘candados’ para evitar la sobrerrepresentación, Delgado exigió la renuncia de los consejeros Lorenzo Córdova y Ciro Murayama, acusándolos de buscar descarrilar a Morena y beneficiar a Va por México (PAN-PRI-PRD).

Aseguró también que Morena no permitirá una acción que tachó de maniobra “oscura y vergonzosa”, bajo el argumento de que implica un cambio de reglas en la asignación de diputados plurinominales a menos de tres meses de las votaciones.

Previo a este episodio, las tensiones entre ambas partes ya habían sido constantes. Una de ellas se derivó de la orden del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para que el INE se encargara del proceso de renovación de la dirigencia morenista, a través de encuestas abiertas a la ciudadanía.

Los ejercicios se realizaron en 2020 y en ellos resultó electo Mario Delgado, pero su más cercano rival, el diputado Porfirio Muñoz Ledo, acusó al INE de desacatar el principio de legalidad, pues ordenó que se hiciera una tercera encuesta luego de que en la segunda él y Delgado terminaran en empate técnico.

El debate sobre las mañaneras

 

Otro episodio de tensión se dio por los parámetros aprobados por el INE para que el presidente no intervenga en el proceso electoral con sus conferencias mañaneras.

El INE planteó limitar la difusión de estos encuentros en Palacio Nacional y también ordenó que López Obrador no hablara de temas electorales, lo que Morena impugnó ante el TEPJF argumentando que esto tenía “la clara intención de censurar, silenciar y perjudicar al presidente de México, pues es públicamente sabida su animadversión hacia el mismo, especialmente los consejeros Lorenzo Córdova y Ciro Murayama”.

Los magistrados aún tienen pendiente resolver el fondo de este asunto, que se espera que sea abordado en la sesión de la Sala Superior del próximo viernes.

El magistrado presidente, José Luis Vargas Valdez, señaló en un comunicado que este es “un tema de fondo que se tendrá que analizar con absoluto rigor, con total apego al marco legal aplicable, y eso es lo que se hará en las próximas semanas, en una sola resolución, para poder generar un dictamen final sobre lo que tendrá que ser el alcance de las mañaneras”.

Al respecto, el exconsejero electoral Marco Baños considera que acusar “censura” como hace Morena es hacer un posicionamiento político, no jurídico. Baños recuerda que la disposición que restringe lo que pueden hacer y difundir el presidente y otros funcionarios en tiempos electorales está en la Constitución desde 2007, y antes fue apoyada por la propia izquierda.

“Esa norma se le aplicó al presidente Enrique Peña Nieto y al presidente Felice Calderón en su momento. Morena a través del presidente de la República, en el proceso del 2019, dijo que estaba de acuerdo con la aplicación de esta norma”, señala.

Los sueldos de los consejeros

 

Las percepciones de los consejeros —de 143,244 pesos mensuales, por encima de los 112,122 del presidente— también han generado un diferendo entre el INE y el partido en el gobierno.

Desde sus primeros meses en el poder, López Obrador ha insistido en que ningún funcionario público debe ganar más que el jefe del Ejecutivo, y junto con Morena incluso logró que en el Congreso se aprobaran reformas en ese sentido.

Sin embargo, los consejeros del INE y los integrantes de otros órganos autónomos han criticado la forma en la que esas modificaciones se aprobaron y han promovido diversos amparos en esta materia.

En diciembre de 2020, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) otorgó una suspensión en contra del actual Presupuesto de Egresos de la Federación, con lo que los miembros del INE y de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) pueden seguir teniendo ingresos superiores a los del presidente, hasta que el Poder Judicial resuelva el asunto de fondo.

Entre los autónomos y el dinero de Morena

 

El presidente no solo ha criticado los sueldos en los órganos autónomos. También se ha lanzado contra la existencia misma de estas instancias y ha planteado su desaparición.

Acerca del INE, ha dicho que es el organismo electoral “más caro del mundo”, pero tanto los responsables de estas instituciones como organizaciones civiles se han unido en defensa del INAI, la Cofece, el Inegi, el IFT o la CNDH.

En este contexto, otro punto de conflicto ha sido la promesa de Morena de donar la mitad de sus recursos a la compra de medicamentos contra el COVID-19. Para este año, Morena tiene asignada una bolsa de 2,195 millones de pesos, la mayor entre todos los partidos nacionales.

Sin embargo, con corte al 18 de marzo, la Dirección Ejecutiva de Prerrogativas y Partidos Políticos del INE no tenía ninguna solicitud de Morena para renunciar al 50% de su dinero, según se dio a conocer por una solicitud de información presentada por el representante del PAN ante el instituto, Víctor Hugo Sondón.

Tensiones indeseables

 

En medio de este recuento de desacuerdos, el exconsejero Baños aseguró que no es deseable que en pleno proceso electoral haya una relación tensa entre el árbitro y los partidos, “menos cuando las campañas están por iniciar (el 4 de abril) y cuando tenemos un escenario caracterizado por la pandemia”

FUENTE: POLÍTICA.EXPANSIÓN.MX

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments