Erika Rosales Moreno es una abogada defensora y promotora del bienestar animal que ha conseguido un importante triunfo jurídico en Querétaro a favor de los derechos de un perro , lo que significa un fallo histórico de autoridades jurisdiccionales encargadas de procurar justicia a favor de los derecho a de los animales

Su desempeño como profesional del derecho animal, la reconocen como La Abogada de las Mascotas que ha trascendido en su estrategia jurídica para garantizar la protección de un perro al que le fue amputada una pierna por la negligencia de quien tenía la custodia; de esta manera la especialista en legislación ambiental y animal consigue la primera sentencia en el Estado donde se compurga la pena a cambio de un servicio social lo cual sensibilizara a las personas en cuanto al trato humanitario y respetuoso hacia los animales y sentara un precedente dentro de la comunidad. Dignificando y brindándole justicia al cachorro violentado

En este sentido Erika Rosales afirma que los derechos de los animales han tenido un auge impresionante a raíz de los cambios trascendentales en la legislación de la materia, Como lo fueron las modificaciones de maltrato y crueldad al codigo penal del estado de Qro., donde de igual manera ella participo , aun cuando tenemos un déficit en políticas públicas, cultura del bienestar animal y mecanismos de protección, hoy vamos dando importantes pasos y vamos consiguiendo que se visibilicen los derechos de los animales”.

Agregó que ella solicitó al Juez del caso que la pena consistiera en un pago por medio de servicio social, lo cual busca prevenir y modificar las conductas de comportamiento entre personas y animales. “Yo solicité, porque el Código Penal así lo establece, que pudiera haber una sanción de servicio comunitario, y se autoriza el servicio comunitario que va a realizar en la Unidad de Cuidado Animal. Son seis meses y es lavar jaulas, bañar animales, pláticas de concientización, todo lo que tenga que ver con enseñarle a una persona a respetar y cuidar a los animales”.

En cuanto a leonidas se le tuvo que amputar una pata trasera sin embargo ahora con un año y media es un perrito muy sano feliz, el cual está en espera de que una familia canadiense lo adopte y por fin tenga un hogar digno y amoroso.

Este es un ejemplo de la amplitud que tiene el derecho animal y del espectro de acción penal, administrativa y derechos de los animales.

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments