En junio de 2022, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) lanzó la licitación pública internacional bajo la cobertura de tratados para el servicio médico integral hemodiálisis subrogada para el HGZ3 con el cual pretende otorgar 32 mil 587 servicios a través del ganador de la licitación.

De acuerdo con la convocatoria emitida por el Órgano de Operación Administrativa Desconcentrada estatal Querétaro, los interesados deberán presentar sus proposiciones el 1 de agosto de 2022 a las 10:00 horas.

Con base en los requisitos de la convocatoria, la Unidad de Hemodiálisis subrogada no deberá estar ubicada a menos de 150 metros de una gasolinera; a menos de 150 metros de una estación de gas; a menos de 150 metros de fábricas, bodegas de productos peligrosos (principalmente inflamables) y otras industrias riesgosas (químicos, termoeléctricas, etc.).

Además, no deberá estar situada a menos de 100 metros de ductos de PEMEX o a menos de 100 metros de ductos de GAS NATURAL o a menos de 100 metros de torres de alta tensión o ductos de electricidad de alta tensión, entre otros.

Se realizó un recorrido en las instalaciones de la clínica Santa Carmen en San Juan del Río y encontró lo siguiente:

La clínica de hemodiálisis Santa Rosa, propiedad del Grupo Médica Santa Carmen, se ubica justamente en el parque industrial Valle de Oro, frente a una planta de tratamiento y a canal de aguas negras. El predio se ubica sobre dos calles que hacen esquina y, justamente por ambas avenidas, pasan líneas de alta tensión por ser una zona industrial, lo que contraviene claramente los requisitos de la licitación.

Esta clínica de Santa Rosa se ubica dentro de una nave de lámina diseñada para una fábrica, no para una clínica médica, lo que pone en riesgo la salud de los pacientes que van a recibir un tratamiento de hemodiálisis. Inclusive, frente al camino de tierra designado para la entrada de ambulancias se observa una fábrica de calderas.

Por si esto fuera poco, hay fétidos olores producto de un canal de aguas negras expuesto, justo frente a la entrada a la clínica. Además, se encuentra en colindancia con una espuela de ferrocarril con tránsito constante, lo que podría afectar la libre entrada o salida de ambulancias, sobre todo en casos de emergencia.

En general, se encuentra rodeada de instalaciones de alto riesgo tales como una fábrica de calderas, una gasera, gasolinera, ductos de Pemex, una planta de tratamiento de aguas negras y un canal de aguas negras.

Cabe recordar que, en días pasados, las autoridades de Protección Civil de San Juan del Río aseguraron que no se había renovado el visto bueno para la operación de esa clínica subrogada del IMSS. La clínica perdió la licitación para ser proveedor de los pacientes de hemodiálisis subrogada del IMSS en el por diversas irregularidades.

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments