El diputado Agustín Basave Alanís aseguró el martes que su teléfono fue infectado el año pasado por Pegasus, un programa espía utilizado por la administración anterior y que el presidente Andrés Manuel López Obrador prometió no usar durante su gestión.

El legislador de Movimiento Ciudadano aseguró que un análisis del equipo de seguridad de la empresa Citizen Lab encontró a Pegasus en su teléfono en septiembre de 2021. Reuters no confirmó de manera independiente sus afirmaciones.

La acusación de Basave se produce poco después de que un informe presentado este mes por el grupo mexicano de derechos digitales R3D mostrara que los teléfonos de dos periodistas y un activista de derechos humanos fueron infectados por el mismo programa entre 2019 y 2021.

López Obrador, quien asumió el cargo a fines de 2018, negó espiar a opositores o periodistas cuando se le preguntó sobre los casos, pero admitió que militares mexicanos sí realizan labores de inteligencia.

El software Pegasus pertenece a la firma israelí de spyware NSO Group, quien normalmente vende su software a gobiernos o a fuerzas de seguridad para investigar grupos criminales e incluso terroristas.

“Esta es una herramienta muy poderosa (…) que viola los espacios y comunicaciones más personales”, aseveró Basave. “Mi preocupación gira en torno a la impunidad y las condiciones para salirse con la suya en algo así”, agregó el legislador.

NSO Group dijo que las investigaciones de Citizen Lab no pueden diferenciar entre las herramientas de NSO y otro software de inteligencia cibernética. Citizen Lab, por su parte, rechazó la afirmación.

 

Información de Latinus

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments